El azúcar y los dientes
El azúcar y los dientes

EL AZÚCAR Y LAS CARIES

Aprovechamos el día de Halloween para hablar de la caries y los dientes.

La caries es quizás, la afección más común en el mundo, ello se debe principalmente a que entre sus principales causas está el exceso en consumo de azúcar; y a casi todos nos encanta el sabor dulce en sus diferentes presentaciones, a lo que se le adiciona una incorrecta e infrecuente higiene bucal.

Esta enfermedad dental consiste en el daño que causan los ácidos que producen las bacterias durante su metabolismo al diente destruyéndolo, si no es tratada a tiempo puede llegar a causar la pérdida del mismo y otras enfermedades.

Aunque resulta innegable que existe una relación entre el azúcar y  las caries, estas no son ocasionadas por el primero, sino por el ácido que producen las bacterias cuando se alimentan, siendo el azúcar uno de sus alimentos preferidos. 

En función de lo anterior, a continuación te daremos algunos datos de esta relación y otros puntos para que te enteres de qué puedes hacer para que no te perjudique.

FACTORES QUE ORIGINAN LAS CARIES Y CÓMO LO HACEN

Los factores principales que predisponen a padecer caries son 3 y a continuación te decimos cuáles son y por qué.

La persona

Sus propias características como la edad, morfología de los dientes, enfermedades bucales pre-existentes, etc. las hacen más o menos propensas a desarrollar la caries. Otras características que también entran en juego son:

  • Nivel de mineralización del esmalte en los dientes
  • Antecedentes genéticos
  • Nivel de microporosidad en el diente
  • Otros

Placa bacteriana

Que se forma sobre la superficie de los dientes y encías después de consumir cualquier alimento, la misma está en constante desarrollo y la única forma de eliminarla es a través de un correcto cepillado dental y uso de enjuague bucal.

placa bacteriana

Por otro lado, no es suficiente con hacerse la higiene oral después de comer, sino efectuarla lo antes posible, ya que se ha determinado que los ácidos que produce, causan mayor daño a los dientes durante los primeros 20 minutos.

La alimentación

Una dieta rica en alimentos azucarados y almidón, favorece en gran medida la aparición de las caries. 

Más aún en los casos de aquellos alimentos que contengan azúcares simples, que por lo general son pegajosos, por cuanto tienden a quedarse más tiempo en la boca por serles muy fácil adherirse a los dientes.

Entre los alimentos de este tipo están el chocolate, golosinas industriales, repostería, refrescos y jugos naturales azucarados, cereales azucarados industriales para el desayuno, algunos preparados de panadería y muchos otros. 

Asimismo, una alimentación balanceada también contribuye a mineralizar los dientes, por lo que, aunque evitar completamente los azúcares resulta imposible debido a que todos los alimentos los poseen en mayor o menor medida, consumir aquellos que la tengan en menor cantidad y sean saludables, es posible.

Cómo actúa el azúcar en la creación de las caries

Como ya se dijo, uno de los alimentos predilectos de las bacterias son los azúcares, que al metabolizarse crean los ácidos destructivos del diente. 

Pero así como el azúcar es consumido por las bacterias, el mismo favorece el desarrollo de la placa dental puesto que la misma es fermentada con la saliva lo que causa un incremento del PH en la boca que a su vez, ayuda en la formación de la placa bacteriana que, procede a su metabolismo.

A este respecto es importante aclarar que la saliva es el mecanismo que, en forma natural, mantiene nuestra boca libre de bacterias, ello se debe a:

  • La propia viscosidad de la saliva forma una barrera que evita que las bacterias se fijen en la boca
  • El mecanismo de producirse la saliva y tragarla, limpia en forma continua a la boca
  • Posee proteínas que ayudan a mantener la boca libre de microorganismos

El problema se presenta cuando la saliva incrementa su viscosidad y su PH, esto último dado por el consumo de azúcar, lo que favorece la aparición de la placa bacteriana y, en consecuencia, las caries.

Como puedes observar, aunque el azúcar de por sí no provoca la caries, si es un ingrediente indispensable que debe estar presente (aunque no es el único), ya que la higiene oral es muy importante en la ecuación de la aparición de caries.

Tipos de caries

Las caries, según el lugar del diente que afecten, se dividen en:

  • Coronarias, son las más comunes, entre niños y adultos, y se presentan en las superficies de masticación
  • Radiculares, cuando se retraen las encías se forman en las raíces de los dientes. Por lo general, esto ocurre a medida que se avanza en edad
  • Recurrentes, aparecen alrededor de una obturación existente debido a que en estas superficies también se forman placas de bacterias.

Cómo prevenir la caries

Para prevenir la caries evitando los excesos de azúcares sólo debes seguir estas sencillas recomendaciones:

  • Alimentarse en forma balanceada, consumiendo alimentos nutritivos y bajos en azúcares como verduras, proteínas, frutas, leche sin grasa, etc.
  • Tomar las golosinas azucaradas al final de una comida o antes de hacerse la higiene oral. Es preferible esta forma que hacerlo durante el día
  • Evitar los alimentos envasados que indiquen contenido de azúcar “oculto”
  • No consumir alimentos entre comidas y mucho menos que contengan azúcares. De hacerlo, realizar el debido aseo oral
  • Tomar refrigerios saludables como chicles sin azúcar, frutas, yogurt, entre otros
  • Asegurarse de que el agua que consume contenga flúor, en caso contrario se recomienda el uso de sal fluorada.
  • No consumir alimentos que contengan azúcares simples que se queden en la boca como chupachups, alimentos pegajosos, etc.
  • Tomar agua en lugar de refrescos y zumos que contengan azúcar

Por otra parte, es muy importante la higiene oral, tanto en calidad utilizando crema y enjuague con flúor e hilo dental, como en cantidad, asegurándose de cumplir esta rutina después de comer cualquier alimento o golosina, al momento de levantarse y antes de dormir.

Como sugerencia final, se deben practicar controles periódicos de los dientes por parte del odontólogo, así podrás saber si estás libre de caries o no.

Aunque no es posible evitarla por completo, reducir las posibilidades de tener caries resulta muy simple, para ello solo necesitas mantener hábitos de alimentación saludables y una correcta higiene oral. Vale la pena este pequeño esfuerzo ¿no crees?

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp