Tipos de prótesis dentales
Tipos de prótesis dentales

TIPOS DE PRÓTESIS DENTALES

Las prótesis dentales son elementos que se colocan en la boca con el propósito de reemplazar la pérdida de dientes, bien sea por enfermedades o traumatismos, con el fin de restaurar la estética y funcionalidades de la dentición.

Son elaboradas en laboratorios por personal cualificado, siguiendo las indicaciones del odontólogo especializado puesto que son personalizadas. Por otra parte, los materiales más utilizados en su construcción son acrílico, porcelana y metales.

 

En este post te presentaremos las principales características y tipos de prótesis dentales de tal forma que, de llegar a necesitarlas, conozcas la variedad disponible y cuál te conviene, aunque esta decisión debes tomarla en conjunto con tu odontólogo.

Objetivos de las prótesis

Para el caso de las prótesis, los objetivos son comunes puesto que, salvo unas pocas excepciones, son colocadas para corregir problemas muy usuales, ellos son:

  • Estético, busca restaurar la apariencia original del rostro
  • Funcional, en lo referente al habla y proceso de masticación
  • Otros como impedir aquellas consecuencias que traen las pérdidas de piezas dentales como son maloclusión, movilidad de dientes, higiene bucal, etc.

Al notar cualquiera de estos síntomas, y aunque tus encías no se vean inflamadas, debes ir al odontólogo puesto que ninguno de ellos es normal en encías sanas y, generalmente, son preludio a patologías más graves lo cual sólo un profesional puede determinar.

¿Cuáles son los tipos de prótesis existentes?

En general, las hay de 2 clases que son fijas y removibles, a continuación te mostramos las características y tipos de cada una de ellas:

Prótesis del tipo fijas

Implica que el dispositivo queda colocado de manera permanente en la boca, si el aparato ha sido correctamente hecho, no ocasionará ningún tipo de molestias al paciente llegando incluso a olvidarse de su existencia puesto que el diente artificial sustituto funciona perfectamente.

protesis completa

Implante para sustitución de un diente

Actualmente, es muy común su uso. Este consiste en colocar un diente artificial, normalmente hecho de circonio u otro material biocompatible y muy resistente, utilizando un tornillo de titanio como raíz fijado en el hueso maxilar.

Si se tiene una higiene dental adecuada, este implante tiende a durar toda la vida, tanto así, que la persona se olvida de su existencia.

La colocación de esta prótesis es muy sencilla, en este caso el odontólogo debe retirar el diente a sustituir (si existe), si la boca se encuentra sana y existe hueso suficiente se procede a la operación la cual es indolora por el uso de anestesia local.

Luego de retirar los puntos de sutura, se puede, o no, colocar, por razones estéticas, una funda al diente durante 3 meses para asegurarse de que el implante se integre sin problemas.

Prótesis tipo puente

Se usan en los casos donde se requiera la sustitución de varios dientes, estéticamente son casi indetectables. 

Su desventaja es que son fijados en dientes adyacentes, por lo que es necesario adaptar estos para la correcta sujeción y evitar que las fundas sobresalgan de la línea de los dientes ocasionando molestias, es decir, se les “desgasta” como si a un lápiz se le saca punta.

El tiempo de vida útil depende mucho del cuidado por el propio paciente, con buenas técnicas de higiene son mantenibles toda la vida. Aún así se recomienda revisiones periódicas cada 6 meses.

Prótesis tipo híbrida

protesis parcial

Esta clase brinda una rehabilitación dentaria completa superior y/o inferior, por eso es que para su colocación el paciente no debe tener ningún diente en el maxilar donde se va a ubicar, por lo que se le deben extraer todos los que conserve.Para poderlo fijar, primero se deben insertar implantes en el hueso del maxilar y luego se atornilla en ellos.

Esta prótesis es una de las más cómodas, en el sentido de que está “anclada” a los implantes, por lo que es mucho más difícil que se pueda caer mientras uno come.

Prótesis del tipo removibles

Este tipo de prótesis permiten facilitar la higiene de las mismas puesto que el paciente se las puede quitar, sin embargo, no tienen las funcionalidades de las prótesis tipo fijas.

Prótesis tipo completa o dentadura postiza

Esta es la clásica dentadura postiza que usan las personas de la tercera edad que han perdido, o se les ha extraído, todos los dientes y va colocada directamente apoyada sobre la encía.

Para que permanezca en su lugar puede ser necesario el uso permanente de una pasta fijadora u otro elemento.

Tiene el inconveniente de que aún estando fijada, al cabo del tiempo puede desajustarse por el uso, por cambios en el peso de la persona y por ello se tendrán que hacer ajustes a lo largo del tiempo.

Prótesis de dentadura sobre implantes

Es muy parecida a la dentadura postiza anteriormente descrita, pero para colocarla es necesario insertar una serie de implantes en el maxilar, luego se coloca la prótesis sobre estos ajustándose con anclajes llamados “locators” tipo macho y hembra quedando así fijada, pudiéndose quitar fácilmente.

Tiene la ventaja, sobre la prótesis tipo completa, de que su fijación es mucho más firme y ocasiona muchas menos molestias al paciente mientras se acostumbra.

Prótesis tipo parcial removible

También se les llama “esqueléticas”, su base es metálica y su modo de anclaje a los dientes es a través de unos ganchos de metal que se sujetan sobre la superficie de los dientes adyacentes. Aunque la sujeción es firme también son muy sencillas de remover para la higiene.

¿Qué tipo de prótesis dental me conviene?

El dilema en realidad es ¿me conviene una prótesis fija o removible?, al respecto es importante que sepas que ello depende de la función que se espera de ella y nadie mejor que tu odontólogo, pues este será el que te indique cuál necesitas.

Sin embargo, sea cual sea la que vayas a usar, siempre habrá un tiempo de adaptación en el cual sentirás molestias, obviamente que dependiendo del tipo serán mayores o menores, esto porque son un agente extraño a tu cuerpo al que se debe acostumbrar y eso lleva tiempo.

En el caso de las fijas, el odontólogo deberá hacer los ajustes necesarios en las zonas donde sientas molestias, pero una vez realizado este paso en forma correcta, se sentirán como si fueran tus dientes naturales, cuestión que suele tardar más en las prótesis removibles.

Ahora, desde el punto de vista estético y de comodidad, la prótesis que más te convenga dependerá también de tus tiempos y de tu presupuesto, en este sentido debes tomar en cuenta que, como todo, existen diferentes tipos de materiales y que lo fijo es más costoso que lo removible.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp