Cómo mantener una buena higiene dental
Cómo mantener una buena higiene dental

CÓMO MANTENER UNA BUENA HIGIENE DENTAL

como tener una buena higiene dental

El buen cuidado de la higiene dental conlleva a tener una dentadura sana, y esto a su vez va a tener gran peso en el buen aspecto personal, ya que no hay nada tan agradable como la impresión que da un hombre o una mujer que tenga todos sus dientes y que exhiba una sonrisa blanca y brillante ante el mundo.

Y es que mantener una buena higiene bucal no es un gran trabajo, se trata simplemente de establecer el hábito y hacerlo 3 veces al día, cada día, es una labor que no va a consumir más de 10 minutos de tu larga jornada de 24 horas, que tiene 1140 minutos disponibles, así que no puedes decir que no tienes tiempo.

Lo bueno de hacerse con el hábito de limpiar bien los dientes es que resulta adictivo, porque una vez que sientas la frescura que produce el tener la boca limpia y el aliento fresco, vas a querer mantener esa percepción en todo momento. En este spot vamos a hablar un poco más acerca de este tema tan importante.

¿Cuándo comenzamos a limpiar los dientes?

La higiene dental debe comenzar desde el momento mismo en que aparece el primer diente temporal, o de leche, en el lactante aproximadamente a los 4/6 meses de edad, con una gasa o un cepillo especialmente diseñado para ellos, con pasta fluorada de 1000 ppm.

Posteriormente, para impulsar y establecer buenos hábitos de higiene dental en los niños, y que lo vean como una actividad divertida en la que cuentan con la compañía y supervisión de un adulto, se pueden buscar canciones que duren unos dos minutos, que es un buen tiempo para el cepillado.

La infancia es el momento ideal para inculcar la buena costumbre de la higiene bucal, de esta manera los niños se van a acostumbrar a lavarse después de cada comida, previendo de esta manera cualquier tipo de problema dental, y también es muy importante acostumbrarlo a visitar regularmente al dentista.

Qué se necesita para un buen cepillado

La buena higiene bucal tiene como primer paso tener una buena técnica de cepillado, para ello es importante tener un cepillo adecuado, de cerdas suaves y con un diseño que te permita llegar a cada uno de los dientes, afortunadamente en el mercado hay una variedad muy amplia, así que no te costará encontrar el ideal.

Otro punto muy importante a considerar es si resulta mejor un cepillo tradicional o uno eléctrico, esto va a depender de tus gustos, obviamente este último va a ser más efectivo para evitar la acumulación de placa bacteriana que es la causante de las caries y otros problemas bucales.

cepillado dental

Sin embargo, quienes no tengan acceso a estos dispositivos no tienen por qué preocuparse, puesto que lo importante es tener la constancia de cepillarse diariamente al menos dos veces,  y también es muy importante hacerlo antes de acostarse para evitar la proliferación bacteriana durante las horas de sueño

En cuanto a la pasta dental, eso va a depender en primer lugar de las recomendaciones del odontólogo, pues si tienes sensibilidad dental o encías delicadas o alguna otra particularidad, te va a indicar el producto más adecuado para tu caso.

La técnica de cepillado

Para lograr un buen cepillado, en general los expertos recomiendan colocar el cepillo en un ángulo aproximado de 45 grados con respecto a las encías y limpiar la superficie externa de los dientes con movimientos circulares o hacia atrás y adelante, en los que se incluya el área que se encuentra el borde de la encía.

En el caso de la parte interna de los dientes frontales, se coloca el cepillo en posición vertical, y con las cerdas superiores se limpian con movimientos hacia arriba los inferiores y hacia abajo los superiores, como lo dicen las canciones infantiles, y por último hay que cepillar la lengua para completar la limpieza.

El hilo dental

El uso del hilo dental es también muy sencillo, solo hay que tomar unos 50cm, tomarlo entre los dedos e irlo pasando por cada espacio interdental formando una C, y moverlo hacia arriba y hacia abajo, sin tocar la encía, y luego con un trozo limpio pasar al siguiente lugar.

La pregunta más frecuente es si se debe usar antes o después del cepillado, y la respuesta más adecuada es que no importa, porque lo que realmente cuenta es usarlo al menos una vez al día para eliminar los restos alimenticios que no pudieron ser eliminados por el cepillo

Finalmente el enjuague

El paso final para mantener una buena higiene después del cepillado y el hilo dental, es el uso del enjuague bucal, que te dará una sensación de frescura muy agradable, y te brindará una protección extra contra las bacterias.Existe una variedad casi infinita de enjuagues en el mercado, de manera que si no tienes ningún problema, puedes usar el que más te guste, sin embargo en ciertas ocasiones será el dentista quien te lo indique.

enjuague bucal

Por último es importante resaltar que mantener una buena higiene bucal es fundamental para que puedas conservar el perfecto estado de tus dientes y encías a lo largo de toda tu vida, ahorrándote así un sinfín de molestias, dolores y gastos que pueden ser prevenidos muy fácilmente.

Y aunque al leer todas estas normas de limpieza parezcan muy complicadas, una vez que hagas de ellas un hábito rutinario, veras como te parecen tan sencillas que las cumplirás de forma automática, y cuán incómodo te sentirás si por alguna razón no puedes hacerlo.

Además recuerda que es muy agradable poder conversar con otras personas cuando sientes la confianza de tener un aliento fresco, ya que el mal aliento y exhibir unos dientes con restos de comida resulta de muy mal gusto y hasta puede generar rechazo.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp