Cómo cuidar las encías durante el embarazo
Cómo cuidar las encías durante el embarazo

CÓMO CUIDAR LAS ENCÍAS DURANTE EL EMBARAZO

El embarazo es una etapa muy especial en la vida de una mujer, es un estado fisiológico natural y no una enfermedad, sin embargo, durante su desarrollo hay que tomar algunas medidas para poder mantener un estado saludable.

Una de las partes del cuerpo que va a necesitar que se tengan ciertos cuidados específicos son las encías, porque además de afectar la salud dental de la futura madre, también puede causar daños serios al bebé.

Debido a la importancia que representa mantener las encías sanas durante la dulce espera, en este post te vamos a hablar de los problemas y de la prevención de las diversas enfermedades que pueden dañar la salud bucal.

¿Por qué las encías pueden ser afectadas por el embarazo'

Durante el embarazo la fisiología del cuerpo de la mujer necesita realizar ciertas transformaciones para poder adaptarse a su nuevo estado, de forma que pueda acoger y nutrir correctamente al nuevo ser que se está gestando.

Estos cambios son efectuados básicamente a través del incremento en los niveles de algunas hormonas, que van a tener ciertas consecuencias en el resto del cuerpo.

Incremento de los niveles de estrógeno y progesterona

Para poder hacer las modificaciones necesarias, el organismo requiere que haya un aumento de algunas hormonas, principalmente del estrógeno y de la progesterona.

Estas se encargan de que los órganos se adapten a las nuevas necesidades que tiene el organismo para poder llevar adelante la gestación, preparando el útero para la implantación del óvulo fertilizado y llevando el embarazo a feliz término.

protesis completa

Sin embargo, estos incrementos de los niveles hormonales también generan otras consecuencias, y en el caso que nos interesa, van a hacer que las encías sean más sensibles a las bacterias y a la inflamación.

Esto se debe a que las hormonas producen un aumento en el flujo sanguíneo para asegurarse de que el feto reciba una nutrición adecuada, pero también va a inflamar las encías, lo que produce dolor e incluso puede hacerlas sangrar.  

Las náuseas

Otro factor importante son las náuseas que pueden ser matutinas o pueden ocurrir durante otros momentos del día, ya que para remediarlas se recomienda comer con más frecuencia, entre 5 y hasta 8 veces diarias.

Esto va a favorecer la acumulación de restos de comida en los dientes, que alimentan a las bacterias, que aprovechan la oportunidad para reproducirse y aumentar en cantidad.

Y en el caso de las mujeres que llegan a sufrir vómitos, también van a tener  daños graves en las encías y en los dientes a causa de los ácidos estomacales, en la zona interna de los dientes, por donde toca el ácido.

Gingivitis gestacional

La gingivitis es una enfermedad de las encías que puede padecer cualquier persona. 

Pero se denomina gingivitis gestacional cuando la padecen las mujeres embarazadas, como consecuencia de los factores nombrados anteriormente.

Se trata de una inflamación causada por la presencia de bacterias que están presentes en forma de placa dental, en la zona donde se encuentran los dientes con las encías.

Esto va a producir una serie de síntomas entre los cuales se destaca el sangrado de las encías, que puede ocurrir durante el cepillado o por sí solo sin ningún tipo de estímulo.  

Su apariencia cambia y se ven muy rojas, brillantes y presentan una hinchazón evidente, se percibe un gusto extraño y desagradable en la boca, donde también puede aparecer algunas lesiones.

Es importante resaltar que si cualquier persona presenta algunos de estos síntomas, sin importar si se es hombre, mujer o no está embarazada, debe acudir de inmediato a su odontólogo para evitar males mayores.

Consecuencias de la gingivitis

Si la gingivitis no se trata adecuadamente, la enfermedad continúa evolucionando hasta llegar a convertirse en periodontitis, que resulta más grave porque la proliferación descontrolada de las bacterias afecta al hueso maxilar.

Y como este es el soporte de los dientes, su deterioro trae como consecuencia la pérdida de los dientes, que era lo que solía ocurrir anteriormente, cuando las mujeres podían perder una o más piezas dentales con cada embarazo.

Otras consecuencias relacionadas con la gingivitis no tratada, es que la respuesta inmune a la infección genera sustancias que pueden adelantar el parto, y si las bacterias y sus toxinas llegan hasta el feto van a afectar su salud.

Cómo puedes prevenir las enfermedades de las encías durante el embarazo

La prevención de cualquier enfermedad es preferible a tener que lidiar con sus consecuencias, y en este caso verás que es muy sencillo mantener las encías sanas durante el embarazo.

En esta etapa de la vida es muy importante ser más cuidadosas con la higiene bucal, para evitar tener problemas e incluso perder piezas dentales.

En primer lugar, si uno tiene en mente aumentar la familia recomendamos cita con su dentista de confianza para subsanar cualquier detalle bucal antes de la concepción de la criatura.

En segundo lugar, hay que cumplir con la regla de oro de hacer una limpieza completa después de cada comida, es decir, cepillarse, usar hilo dental, el limpiador de lengua, y por último el enjuague bucal.

En caso de sufrir vómitos, hay que lavarse bien la boca de inmediato con agua y enjuague bucal, y si deseas cepillarte espera un rato para dar tiempo a que los ácidos estomacales hayan desaparecido para no dañar el esmalte dental.

Procura disminuir la ingesta de alimentos azucarados porque son el alimento predilecto de las bacterias.

Consume complementos recomendados por tu médico de confianza que te ayuden a reforzar tus defensas inmunológicas, y a disminuir la inflamación y el sangrado en las encías.

Y por favor, no utilices remedios caseros para aliviar la inflamación o el dolor de las encías, en muchos casos no funcionan y hasta pueden hacer más daño que bien.

Visita a tu dentista regularmente

Esta es la recomendación más importante de todas, porque es el profesional que está capacitado para darte las indicaciones que resulten adecuadas para tu caso.

Lo ideal sería que lo visitaras antes de quedar embarazada, porque de esta manera va a disminuir e incluso desaparecer la probabilidad de que padezcas gingivitis.

El embarazo es un momento único en la vida de una mujer, trata de que sea así a lo largo de los nueve meses, por eso para disfrutarlo al máximo debes mantenerte sana.

Y la mejor forma de hacerlo es cumpliendo regularmente con todas las revisiones médicas, entre las cuales se incluyen las visitas al odontólogo, así tu hijo y tú estaréis sanos, y podrás conservar una salud bucal perfecta. 

Y como este es el soporte de los dientes, su deterioro trae como consecuencia la pérdida de los dientes, que era lo que solía ocurrir anteriormente, cuando las mujeres podían perder una o más piezas dentales con cada embarazo.

Otras consecuencias relacionadas con la gingivitis no tratada, es que la respuesta inmune a la infección genera sustancias que pueden adelantar el parto, y si las bacterias y sus toxinas llegan hasta el feto van a afectar su salud.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *