¿Qué hacer si tu bebé en la dentición tiene un quiste de erupción?
¿Qué hacer si tu bebé en la dentición tiene un quiste de erupción?

QUISTE DE ERUPCIÓN EN BEBÉS

El momento en el que le salen los dientes a los bebés puede ser muy difícil para algunos y más fácil para otros. De cualquier manera, es probable que veas algunos de los signos habituales de que tu pequeño está a punto de tener sus primeros dientes.

Por ejemplo, tu bebé podría:

  • Volverse muy gruñón y pegajoso
  • Babear más de lo habitual
  • Morder cualquier cosa a su alcance
  • Frotar mucho sus oídos

Algunos bebés también pueden tener signos menos comunes de dentición, como quistes de erupción. Estas pequeñas burbujas o protuberancias en las encías de un bebé pueden parecer extrañas, incluso alarmantes, pero generalmente son inofensivas y desaparecen rápidamente.

Estos quistes son más comunes en los niños mayores a los que les están saliendo los dientes permanentes, pero es posible que los bebés también los tengan.

Esto es lo que debes saber sobre este raro efecto secundario de la dentición en las encías de tu bebé.

¿Qué es un quiste eruptivo?

También llamado quiste de erupción congénito o hematoma de erupción si el líquido con el que está lleno se mezcla con sangre. Ocurre cuando un diente nuevo está tratando de crecer y sobresalir de las encías de un bebé. A veces, se forma una pequeña hinchazón, un saco o una burbuja llena de líquido. Esto puede ocurrir en la parte superior de las encías o justo debajo de la superficie de la encía sobre el diente en crecimiento o en erupción.

El nuevo y diminuto color blanco nacarado seguirá saliendo a través del quiste de erupción y, por lo general, el quiste desaparece por sí solo sin tratamiento.

Síntomas de un quiste eruptivo

Un quiste en erupción puede sonar doloroso y puede hacer que las encías del bebé estén sensibles, pero por lo general no duele.

Si tu bebé tiene un quiste eruptivo, es posible que notes una pequeña cúpula o burbuja azulada, amarilla, teñida de blanco o transparente sobre sus encías.

Esta llaga de tejido blando estará justo sobre el diente en crecimiento y podría sentirse similar a una protuberancia blanda en forma de globo. Las encías alrededor del quiste eruptivo también pueden estar un poco hinchadas, irritadas o enrojecidas.

Quiste eruptivo bebé

La mayoría de los quistes eruptivos miden menos de 1cm. Tu bebé podría tener sólo un quiste eruptivo o podría tener más de uno a la vez.

A veces, el líquido dentro del quiste eruptivo se mezcla con un poco de sangre. Cuando esto sucede, puede verse más rosado, rojo o morado.

No te preocupes, la sangre no significa que el quiste eruptivo esté empeorando.

¿Por qué ocurren los quistes eruptivos?

Un quiste de erupción ocurre cuando se acumula líquido en el espacio alrededor de un diente que está a punto de estallar o atravesar las encías. Es posible que notes uno cuando a tu bebé le están saliendo los dientes, pero antes de que realmente puedas ver el nuevo diente.

Los quistes de erupción a veces pueden ocurrir por razones que no se comprenden claramente. Pueden incluir inflamación o trauma. Otras causas son la irritación o una infección en las encías del bebé.

En otros casos más, puede haber hacinamiento en las encías cuando dos dientes crecen uno al lado del otro. Esto puede aumentar el riesgo de un quiste en erupción en un bebé en fase de dentición, aunque el hacinamiento es más común en los niños mayores que obtienen sus dientes definitivos.

Un pequeño traumatismo o lesión en las encías también puede provocar un quiste eruptivo. Esto puede suceder accidentalmente cuando tu bebé muerde un juguete para la dentición.

Algunos bebés y niños pequeños pueden tener quistes en erupción debido a la caries..

¿Por qué ocurren los quistes eruptivos?

Los quistes de erupción no son comunes en los bebés.

Los niños menores de 10 años también desarrollan quistes eruptivos. De hecho, son más comunes en niños de 6 a 9 años a los que les están saliendo sus primeros molares definitivos.

¿Es necesario tratar un quiste eruptivo?

En la mayoría de los casos, tu bebé no necesitará ningún tratamiento para un quiste eruptivo. Por lo general, desaparecen por sí solos después de que el diente crezca y empuje, o simplemente salga sin causar daño, a través de él.

En algunos casos, un diente de crecimiento lento o impactado (atascado) significará que una erupción durará mucho tiempo. Si esto sucede, tu pediatra o dentista pediátrico lo controlará con regularidad y esperará a ver evolución entre unas a unos meses.. En una radiografía, el líquido en un quiste erupcionado se verá como una sombra oscura alrededor de un nuevo diente debajo de las encías.

En casos raros, es posible que se necesite acudir al pediatra o dentista pediátrico si el quiste eruptivo impide que el diente crezca correctamente. El tratamiento incluye la eliminación de tejido denso o fibroso para ayudar a que el diente crezca correctamente.

Otro tipo de tratamiento es «quitar el techo» o abrir la parte superior del quiste de erupción para liberar el diente. Sin embargo, el tratamiento quirúrgico para un quiste eruptivo es muy poco común en los bebés.

Cuánto tiempo tarda un quiste en erupción en desaparecer

En la mayoría de los casos, un quiste eruptivo desaparecerá en cuestión de días o semanas, tan pronto como el diente crezca por encima de la línea de las encías. En algunos casos, si el diente crece lentamente o está golpeado, el quiste de erupción puede durar hasta 4 meses.

¿Cuándo llevar a un bebé al dentista?

Informa a tu pediatra o dentista pediátrico si un quiste eruptivo dura más de un par de semanas o si notas algo más inusual en las encías de tu bebé. Comunícate con tu pediatra si observas sangrado o pus blanco en las encías.

La salud dental es importante en todas las edades, incluso los bebés pueden desarrollar caries. Asegúrate de que tu bebé vaya a un dentista para un chequeo dental regular antes de los 2 años o en el momento de la erupción del primer diente.

Antes incluso de que tu bebé tenga dientes, limpia suavemente sus encías con regularidad con un paño suave y estéril. Una vez que le salgan los pequeños dientes nuevos, puedes usar un cepillo de cerdas suaves diseñado para bebés junto con pasta de más de 1000 ppm de flúor.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp