La alimentación y los dientes
La alimentación y los dientes

La mayoría de los nutrientes como vitaminas, proteínas, minerales, etc. que necesita el cuerpo humano para funcionar, los toma de los alimentos que se consumen diariamente, sin embargo es claro que no todos resultan beneficiosos o, por lo menos, resultan poco nutritivos.

De igual forma, también pueden causar efectos directos tanto positivos como negativos a ciertos órganos, estando entre ellos los dientes.

Es por ello que a continuación te damos una breve reseña sobre la alimentación y los dientes así como hábitos saludables a seguir.

La enfermedad dental más común causada por la alimentación

Esta consiste en la caries, que son perforaciones que destruyen el esmalte dental pudiendo llegar a la pulpa y raíces del diente causando daños irreparables si no se tratan a tiempo.

Son causadas por las bacterias bucales que al entrar en contacto con azúcares de los alimentos, segregan ácidos que atacan a los dientes, cuando permanecen durante un tiempo mayor a 20 minutos.

Por ello es indispensable una buena higiene oral y mantener una alimentación adecuada, temas que trataremos más adelante.

Relación entre la salud dental y la alimentación

Resulta obvio que las caries dentales no es la única enfermedad que se asocia a la alimentación, sin embargo, sí es uno de los primeros indicios. 

En este sentido, nuestra dieta debe contener los nutrientes necesarios para mantener una salud bucodental integral:

  • Vitaminas K y C, que combate la gingivitis ayudando a mantener la salud de las encías
  • Vitamina B2, evita las úlceras y llagas bucales al igual que el agrietamiento de los labios e inflamación de la lengua
  • Flúor, vitamina D y calcio, mantienen los dientes sanos y fuertes, además endurecen el esmalte haciéndolo más resistente a las caries
  • Proteínas, ayuda en el desarrollo de los dientes de leche y los permanentes
  • Vitamina A, ayuda en el desarrollo del esmalte dental al momento de la formación del diente

Comidas y bebidas que te ayudan a mantener unos dientes sanos

Es muy importante que mantengas una dieta equilibrada consumiendo los alimentos adecuados que te aporten los nutrientes que necesitas, específicamente para tu salud dental. 

Seguidamente te presentamos los alimentos que nunca deben faltar en tu menú diario.

Tomar mucha agua

Además de los beneficios generales que aporta, el agua ayuda a limpiar tus dientes ya que arrastra la mayoría de las bacterias. 

Adicionalmente evita la resequedad en tu boca que favorece la reproducción de las bacterias y sus ácidos.

Adicionalmente, mantiene tu boca hidratada incrementando la producción de saliva, que es el agente natural de limpieza de tu boca.

Beber té negro o verde

Siempre y cuando sea sin azúcar. Estas bebidas son ricas en polifenoles que son sustancias químicas que combaten las bacterias y neutralizan sus ácidos por lo que son muy efectivas como método preventivo contra la caries.

Consumir lácteos y leche

Contienen calcio, vitaminas A, B, D y fósforo que fortalecen a los dientes, por otra parte neutralizan la acidez de la placa dental haciendo más fácil su eliminación.

Comer abundantes frutas y hortalizas

Principalmente zanahorias, manzanas, pepino y apio así como las de color verde, puesto que colaboran en mantener limpia la superficie dental e igualmente mantienen sanas las encías.

Prefiere el chocolate negro con más de 80% de cacao a los caramelos

Además de que evitas los azúcares procesados que son muy dañinos, el cacao tiene una alta propiedad antibacteriana.

Las semillas de ajonjolí

Son muy beneficiosas para los dientes ya que ayudan a eliminar la placa y reconstruyen el esmalte. Por otra parte poseen abundante calcio natural.

Consume kiwi

Ya que es rico en vitamina C, por lo que reduce el riesgo de enfermedades periodontales y también mantiene y aporta colágeno a las encías.

Los alimentos que debes comer con moderación y factores influyentes

Para la gran mayoría de nosotros es difícil consumir solo alimentos sanos, más si tenemos en cuenta que sinceramente hay alimentos que no son muy sanos pero si muy sabrosos, por lo que podemos comerlos siempre y cuando lo hagamos con moderación.

Entre ellos tenemos los siguientes.

Alimentos muy blandos

Este tipo de alimentos, sobre todo cuando contienen muchos carbohidratos y azúcares, son muy perjudiciales por cuando se introducen y se quedan entre los dientes con mucha más facilidad que los duros. 

Algunos de ellos son galletas, chocolatinas, caramelos blandos, entre otros.

Alimentos muy pegajosos

Los cuales tienden a permanecer durante largos periodos de tiempo pegados a los dientes, lo que favorece y protege la proliferación de las bacterias. 

En este grupo están los frutos secos con caramelo, caramelos masticables, gominolas y otros.

Refrescos

Los refrescos son bebidas que tienen una alta cantidad de azúcar asociada, sus sabores están dirigidos principalmente a la población infantil y adolescente por lo que su consumo debe tener un control muy estricto para evitar problemas dentales a estas personas que son muy sensibles.

Por otro lado, también incrementan el efecto nocivo de estos alimentos algunos factores como son:

Frecuencia de consumo

Con esto te queremos indicar que cuanto mayor sea la frecuencia de consumo, el riesgo de padecer cualquier enfermedad de los dientes también es mayor. 

Aunque lo ideal sea que nunca los comas, pero muchas veces podemos caer en la tentación, por lo que te recomendamos consumirlos un máximo de 2 veces a la semana.

Nivel de azúcar

Los alimentos que tienen un alto nivel de azúcar, tienden a ser muy dañinos para los dientes puesto que favorecen en gran medida la proliferación de la placa bacteriana acelerando la desmineralización del esmalte de los dientes, sobre todo si no se tiene una buena higiene dental a tiempo.

Importancia de la higiene dental

En conjunto con una alimentación balanceada, la buena higiene dental tiene un papel protagónico para la salud dental. 

Los principales factores de la misma se mencionan a continuación.

Correcto cepillado

Usando una buena técnica y utilizando un cepillo de cerdas suaves de nilón junto con un dentífrico que contenga flúor, complementando la misma con el uso del hilo dental y un buen enjuague bucal fluorado.

Frecuencia

Lo adecuado es hacer la higiene dental cada vez que se consuman alimentos, sobre todo si estos son comidas o bebidas muy azucaradas. Igualmente, debe mantenerse el hábito de realizarla al momento de levantarse y antes de acostarse.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp