El dolor de muelas
El dolor de muelas

Sea como sea… Fuerte o sordo y constante o repentino, el dolor de dientes es difícil de ignorar.

El dolor de muelas se produce, mayormente, cuando el nervio en la raíz de un diente se irrita, se inflama o se expone al medio bucal. Las infecciones dentales, las caries, las lesiones o la pérdida fractura de un diente son las causas más comunes de dolor dental. 

El dolor también puede ocurrir después de que te extraigan un diente o una cirugía. El dolor a veces se origina en otras áreas (un dolor de cabeza o migraña) y se irradia a la mandíbula, por lo que parece un dolor de dientes. 

Las bacterias que hay dentro de nuestra boca pueden contribuir a la enfermedad de las encías y la caries dental, las cuales pueden causar dolor en nuestra boca. Aunque a veces una enfermedad dental no molesta hasta estadios avanzados.

¿Qué causa el dolor en las muelas o dientes?

El primer paso hacia el alivio del dolor de dientes debe ser encontrar la causa del mismo. El dolor de muelas o dientes se produce porque la pulpa (parte central del diente) se inflama, se irrita o se expone al medio oral. La pulpa contiene terminaciones nerviosas y eso causa dolor. La inflamación de la pulpa o la pulpitis pueden deberse a caries dentales, traumatismos e infecciones.

Sensibilidad dental

Si tus dientes están sanos, una capa externa, el esmalte, los cubre para proteger los nervios internos. El esmalte puede desgastarse con el tiempo. Cuando la capa intermedia de tu diente está expuesta, cualquier cosa que comas o bebas puede llegar a los nervios situados en la pulpa y causar esa sensibilidad dentaria, pudiéndose convertir en dolor. 

Una enfermedad en las encías puede hacer que tus dientes se vuelvan más sensibles. Si tus encías se retraen, expones las raíces de tus dientes, esa zona radicular tiene menos capa de protección al frío y de ahí que se pueda sentir más sensibilidad dentaria

Una limpieza reciente o un tratamiento dental  pueden hacer que tengas sensibilidad dental durante algunas semanas. Mucha gente tiene sensibilidad, sobre todo, después de tratamientos de blanqueamiento. 

Diente dañado

Una caries o una grieta pueden causar un dolor agudo y causar sensibilidad. Cuanto más tiempo persista el dolor, es probable que haya más daño en el diente.

Si es lo suficientemente profunda, una cavidad o grieta en tus dientes puede permitir que las bacterias entren en la capa interna. La pulpa puede infectarse y eso puede provocar un absceso. La infección también puede extenderse a los tejidos y los huesos. 

 

Las muelas del juicio

La salida de los dientes duele tanto si eres un bebé como un adulto. Es probable que te des cuenta cuando las muelas del juicio comiencen a atravesar tus encías causándote dolor.

¿Podría el problema estar fuera de tu boca?

Es posible que te duelan los dientes debido a un problema en otra parte de su cuerpo. Eso se llama dolor referido. Puede que tengas dolor a causa de:

  • Problemas en los músculos que conectan la mandíbula con el cráneo.
  • Ciertos tipos de dolores de cabeza como la migraña.
  • Problemas en los senos nasales.

Síntomas del dolor de muelas

El dolor de muelas y el dolor de mandíbula son dolores comunes. Puede haber dolor intenso a la presión o a los estímulos fríos o calientes o a los alimentos azucarados. El dolor puede persistir durante más de 30 segundos después de que se elimina el estímulo. A medida que aumenta el área de inflamación, el dolor se vuelve más intenso.

Puede irradiarse a la mejilla, la oreja o la mandíbula. Además puedes tener otros síntomas como:

 

dolor dental
  • Dolores de cabeza
  • Dolor al masticar 
  • Dientes sensibles al calor o al frío. 
  • Sangrado de  encías
  • Hinchazón 
  • Mal aliento
  • Fiebre
  • Mal sabor de boca

A veces, estos signos y síntomas pueden estar asociados con caries dentales, fracturas dentales o enfermedad de las encías (enfermedad periodontal). La caries dental o un área enrojecida alrededor de la línea de la encía del diente pueden indicar la fuente del dolor. Si golpea un diente infectado, puede hacer que el dolor sea más intenso. Este signo puede indicar el problema del diente incluso si el diente parece normal.

Cuándo acudir al dentista por dolor?

No aguantes el dolor, es mejor que acudas a tu dentista lo antes posible. Las caries suelen empeorar con el tiempo. Llama a tu dentista en los siguientes casos:

El dolor no se alivia con medicamentos como paracetamol o ibuprofeno.

Tienes dolor severo después de que te quiten un diente; esto puede ocurrir en el segundo o tercer día después de la extracción del diente.  

El dolor se asocia con hinchazón de las encías o la cara o con supuración alrededor de un diente; La fiebre es un signo importante de infección en las enfermedades dentales. La caries dental simple no causa fiebre. Estos signos pueden indicar una infección que rodea el diente, la encía o el hueso de la mandíbula. La fiebre y la hinchazón pueden indicar la presencia de un absceso. Los abscesos dentales pueden requerir antibióticos y drenaje del absceso. 

Los dientes rotos se deben a una lesión. La pérdida permanente de dientes se considera una urgencia dental. La pérdida de dientes debido a una lesión (pérdida traumática) se trata de manera diferente en los niños que han perdido los dientes primarios que en los niños mayores y los adultos con lesiones en los dientes secundarios o permanentes. 

Recuerda que puedes prevenir la mayoría de los problemas dentales y dolor de muelas usando hilo dental, cepillándote con pasta de dientes con flúor y realizando una limpieza dental profesional dos veces al año. 

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp