Cosas que debes saber si te van a poner ortodoncia
Cosas que debes saber si te van a poner ortodoncia

COSAS QUE DEBES SABER SI TE VAN A PONER BRAKETS

Si tras la visita a nuestra clínica has decidido finalmente optar por la ortodoncia tradicional, hay algunas cosas que deberás saber antes de empezar el tratamiento.

1.Es posible que hables raro al principio.

Al principio del tratamiento, podrá parecer que estás hablando de manera diferente. Normalmente, tu forma de hablar volverá a la normalidad en unos pocos días. Para ayudarte te recomendamos que hables todo lo que puedas, habla por teléfono con tus amigos o lee en voz alta. o canta bajo la ducha

hablar cuando llevas ortodoncia

2. La aplicación de los brackets es molesta.

EL procedimiento para ponerte los brackets suele tardar hasta dos horas en completarse, durante ese tiempo puedes sentir alguna molestia o pequeño dolor.

3. Estarás incómod@ durante las primeras semanas.

molestias al llevar ortodoncia

Probablemente durante las primeras semanas de llevar los brackets estarás incómodo y te notarás raro. Pasado ese tiempo ya casi no recordarás cómo era antes de ponértelos. Son molestias temporales que no debes tener muy  en cuenta ya que los resultados de llevar la ortodoncia valen la pena. 

4. Tus dientes pueden estar más sensibles de lo normal.

Antes de comenzar el tratamiento, los pacientes a veces quieren saber cuánto tiempo duelen los aparatos después de ponerlos. La respuesta es que ¡no deberían doler! Los aparatos no son dolorosos. Si sientes un dolor intenso, acude a tu especialista de inmediato. En cambio, la mayoría de los pacientes tienen algo de sensibilidad y un leve dolor en los dientes y la mandíbula que comienza el primer día de tratamiento, generalmente unas horas después de que se los coloquen. También puedes tener sensibilidad después de los ajustes. Es menor y desaparece rápidamente. Cualquier malestar se puede controlar tomando un analgésico y procurando no comer alimentos duros.

5. Tus labios y mejillas necesitan tiempo para acostumbrarse.

Es normal experimentar irritación en la parte interna de tus labios y mejillas a causa de los aparatos. Los tejidos blandos de la boca se acabarán adaptando en el transcurso de las primeras semanas.

Las llagas en la boca causadas por los brackets . Para combatir la irritación y las llagas en la boca causadas por los aparatos puedes enjuagarte con agua salada disolviendo ½ cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Haz gárgaras con esto y luego escúpelo. También podrás encontrar en la farmacia productos específicos para este tema. Consulta con tu ortodoncista cuál es el más adecuado para ti. 

Una opción para que no te moleste de manera directa es colocar cera de ortodoncia sobre el bracket. De esta manera no habrá un contacto directo contra el labio y le dejará tiempo para que se recupere pronto y poco a poco se vaya adaptando al nuevo elemento.

6. Apretar es esencial pero puede molestar.

Durante el tratamiento será necesario apretar los aparatos y esto puede ser además de incómodo, un poco molesto.

7. Usar hilo dental es un desafío.

Usar hilo dental nunca ha sido la actividad más fácil, aunque es una de las más importantes.. La mayoría de las personas que tienen brackets encuentran que usar hilo dental es casi imposible. Si bien eso puede ser cierto, no cambia el hecho de que lavarse los dientes es crucial para tu salud dental, con o sin brackets.

 

Algunos artículos  podrían ayudarte como el comúnmente llamado super floss que es un hilo con centro esponjoso que ayuda a la limpieza interdental en el caso de llevar brackets. Consulta con tu dentista la mejor manera para usarlo. 

Otra opción, clásica, es el uso de cepillos interdentales, siempre y cuando puedan entrar entre diente y diente (y que sea del tamaño adecuado).

Los niños pueden perder sus dientes de leche desde los 6 años hasta los 12 años. Durante este proceso, tus hijos tienen una mezcla de dientes a medida que los de los bebés se caen y los de los adultos aparecen.

8. La higiene bucal es una prioridad absoluta.

Cepillarse los dientes y usar hilo dental con aparatos puede resultar un desafío al principio, aunque después te convertirás en todo un profesional. Debido a que tu aparato atrapará la comida y te tomará un poco de tiempo aprender a cepillarte y usar hilo dental correctamente tendrás un mayor riesgo de tener caries. 

Haz de la higiene bucal una prioridad principal cuando uses el aparato. Cepíllate con regularidad y usa hilo dental al menos una vez al día usando un hilo dental de ortodoncia. Cepíllate después de cada comida. Si olvidas tu cepillo de dientes en casa, enjuágate la boca muy bien con agua después de comer y asegúrate de cepillarte cuando tengas acceso a él nuevamente. 

El mal hábito de chuparse el dedo o del uso del chupete una vez llegado a los 3 años (+/- 6 meses) puede crear serios problemas bucodentales como el abombamiento del paladar con la consecuencia de tener una mala respiración, mala posición dentaria y dificultar el habla correcta.

9. Puedes llevar aparatos aunque seas ya adult@.

Puede que no lo hayas notado antes, pero hoy en día ya no sólo verás a los niños llevar aparatos, personas de todas las edades son candidatos a poder usar brackets para lograr la sonrisa que siempre quisieron. 

10. La comida se atascará en tus brackets.

Esto pasa en todos los casos. La comida se atascará naturalmente entre los brackets. Recomendamos que siempre lleves a mano un kit que contenga un cepillo de dientes de repuesto, pasta de dientes e hilo dental por si estás fuera de casa. Y ojo con el jamón serrano y los spaguettis que se suelen enganchar en los brackets y puede ser algo desagradable. 

comer spaguettis con ortodoncia

11. Tus dientes cambiarán mucho en pocos meses.

El aparato de ortodoncia facilita la remodelación del aspecto de los dientes y la sonrisa. Ya, en los primeros meses, deberías notar que tus dientes están mejor colocados ¡Imagina cómo estarán después de que te quiten los aparatos!

12. La cera es un salvavidas.

La cera de ortodoncia generalmente se aplica a los brackets para proteger tus labios de roces, lo que será un gran alivio, especialmente durante los primeros meses. Asegúrate de hablar con tu dentista sobre la forma correcta de aplicar cera en tus brackets y no olvides quitarte la cera antes de comenzar a comer.

13. Puede que tengas contratiempos.

Los contratiempos son una parte natural de la vida, y con los aparatos  no es diferente. Es posible que tu ortodoncista solo se dé cuenta de algo específico para tu caso después de que se haya iniciado el tratamiento, y podría agregar un par de meses adicionales al período de tiempo que usarás brackets.

14. Tu mordida es tan importante como tener los dientes rectos.

Mucha gente piensa en los aparatos como un simple dispositivo para enderezar los dientes, pero también son cruciales para corregir tu mordida. Las sobremordidas o submordidas son tan importantes para una sonrisa perfecta como la posición de los dientes individuales. Esto puede añadir algo de tiempo al tratamiento en general, pero valdrá la pena.

Además, el tener los dientes bien alineados, ayudará muchísimo a tener una buena higiene.

15. Los batidos serán tus mejores amigos.

Los batidos son los mejores amigos de quienes usan aparatos, especialmente en los primeros meses de tratamiento o después de un ajuste de tus brackets. Sería inteligente aprender a preparar un batido delicioso, rico en proteínas y nutrientes y, de vez en cuando, disfrutar de un batido de chocolate por si acaso.

16. Te harán preguntas.

Puede ser algo curioso, pero una vez que te pongan aparatos, de repente te catalogan como un experto. Las personas sienten curiosidad, especialmente si no están contentas con su sonrisa y han pensado alguna vez en ponerse brackets. Puede que te pregunten cosas como: ¿Cuánto cuestan los aparatos? ¿Quién es tu ortodoncista? ¿Cuánto tiempo tendrás que usarlos? ¿Te duele?.

PIDE TU CITA CON NOSOTROS EN EL 608 177 052.