La importancia de la prevención en la odontología
La importancia de la prevención en la odontología

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN EN ODONTOLOGÍA

La cavidad bucal es donde comienza nuestro sistema digestivo, por lo que cada uno de sus componentes como dientes, lengua, etc. tiene una función esencial en el proceso de los alimentos. 

Muchas veces no somos conscientes de la importancia de cuidarlos adecuadamente ya que, en odontología, como en cualquier especialidad médica, la prevención juega un papel preponderante, bien sea para evitar una enfermedad, retrasar su progreso o para su curación.

Con ello no sólo evitarás sufrir las conocidas molestias dentales, sino que ello también trae complicaciones a nivel de aparato digestivo, salud corporal y aspecto estético en general.

A continuación, en este post te daremos algunos tips referidos a la importancia de la prevención en odontología, sus pautas más importantes y las consecuencias de no seguirla.

Pautas para la prevención odontológica

En realidad, las pautas para la prevención de enfermedades bucodentales son muy sencillas pero primordiales para nuestra salud interna y externa, además de que su función es tratar de evitar enfermedades bucales, como dice el antiguo dicho “es mejor prevenir que curar”. Las más importantes y efectivas son:

  • Higiene dental, implica un correcto cepillado con una crema dental que contenga flúor, complementado con el uso del hilo dental y un buen enjuague bucal que también tenga flúor.
  • Dieta balanceada, incrementando el consumo de vegetales y frutas que tengan en abundancia vitaminas, calcio, hierro y minerales así como evitar los alimentos y bebidas azucarados. Asimismo no olvides consumir, por lo menos, 2 litros de agua diarios
  • No fumar, ya que este hábito es causa de manchas en los dientes y cáncer en la boca
  • Evitar el consumo de alcohol
  • Hacerse revisar por el dentista periódicamente, por lo general se recomienda hacerlo cada 6 meses o según su consideración

Como puedes observar, las pautas preventivas son bastante fáciles de seguir, además de que te brindan una sensación de limpieza e influyen en tu buena salud en general.

Consecuencias de no tener una buena prevención dental

Así como la prevención te evita enfermedades y diversas patologías, no tener la misma también te trae consecuencias negativas, algunas de ellas son:

  • Enfermedades bucales, como la caries, gingivitis y enfermedades periodontales
  • Pérdidas de piezas dentales, con todo lo que ello implica
  • Dolor a nivel facial y oral, llegando incluso a ser incapacitante
  • Enfermedades del corazón y otras partes del organismo, esto por las infecciones bucales
  • Patologías del aparato digestivo, como síndrome de colon irritable, insuficiencia intestinal, etc.
  • Otras enfermedades como cáncer oral y diabetes, cuyos principales desencadenantes son el tabaco y el alcohol, cuando se fuma y bebe de manera frecuente.
  • Estudios recientes comentan relación directa entre enfermedad periodontal y alzheimer.

Te puedes dar cuenta de que una enfermedad odontológica no sólo te afecta a la cavidad bucal, sino a buena parte de tu salud corporal.

Los motivos más frecuentes por los que se dan las enfermedades bucodentales

Además de no observar las medidas preventivas odontológicas, entre los motivos más frecuentes que son caldo de cultivo de las enfermedades bucodentales está una higiene oral inexistente o deficiente, malos hábitos alimenticios así como el consumo excesivo de alcohol y tabaco. 

Es de hacer notar que todos estos elementos dan una alerta temprana de sus efectos nocivos como son dientes manchados, mal aliento, encías sangrantes, entre otros, las que puedes detectar tú mismo o el odontólogo en su revisión periódica.

Niveles de prevención

En toda especialidad médica, la prevención viene dada por niveles, donde se toman en cuenta si aún no se tienen síntomas de alguna enfermedad o el nivel de progreso de la misma. Seguidamente te presentamos estos niveles adaptados a la odontología:

Prevención primaria

Es aquella que procura la prevención de enfermedades a través de la higiene normal y medidas públicas. Entre ellas se encuentra una correcta higiene bucal, la fluoración del agua potable y campañas de concientización, empezando en edades tempranas escolares hacia delante.

Prevención secundaria

En este caso, el nivel primario de prevención falla y se requiere la atención del odontólogo, primeramente para diagnosticar la enfermedad y luego para realizar su curación o mantenerla bajo control, evitando que avance y provoque daños mayores.

Prevención terciaria

En este estadio la enfermedad ya se encuentra fijada en el paciente, pero la misma no es curable sino controlable, por lo que el  profesional procede a tratarla para contener sus síntomas y evitar que afecte otros órganos o se agrave poniendo en peligro al paciente.

Obviamente que en esta fase también es posible la erradicación de la enfermedad, sin embargo ello es más difícil y costoso. Por esta razón es que son tan importantes los 2 primeros niveles de prevención.

Importancia general de la prevención odontológica

Como ya te lo dijimos, y reiteramos, la prevención es la primera forma de evitar enfermedades antes de que suframos o padezcamos de ellas. Por ello a continuación te mencionamos algunos puntos importantes.

Previene la necesidad de tratamientos largos y costosos

Algunas de las enfermedades de la boca, leves y graves no las notas es más, ni siquiera molestan, y cuando lo hacen, suele ser demasiado tarde puesto que han evolucionado y requieren de mayor tratamiento que si se hubiesen detectado a tiempo. 

Por esta razón la revisión por parte del odontólogo debe ser de manera periódica y constante.

Evitan causas de enfermedades más graves

Aunque sea una sorpresa para ti, las enfermedades de la boca, están estrechamente ligadas a los padecimientos cardiacos, dándose el caso que pueden provocar infartos. 

Existen otras enfermedades, como la diabetes tipo II o el alzheimer, en las que se ha visto la correlación directa entre ellas y los problemas gingivales, más concretamente con la enfermedad periodontal.

Asimismo, una enfermedad bucal no tratada también es el primer paso del cáncer oral. Así que si descuidas la prevención odontológica, no sólo descuidas tu salud oral.

Cualquier herida que no se haya curado en un plazo de 14 días es conveniente que sea estudiada para valorar su gravedad o sus posibles consecuencias.

Razones estéticas

La prevención odontológica te permite mantener un adecuado nivel de vida, en el sentido de que, al mantener tus dientes sanos y saludables, podrás hablar, reír, comer y sonreír sin necesidad de preocuparte por las manchas, molestias o dolores o por la famosa halitosis, el mal aliento.

Estas son algunas de las razones por la que resulta tan importante la prevención bucodental, pero si consultas a un profesional te dará muchas más. Así que mejor tomas estas sencillas medidas y de esta manera te ahorrarás un sinfín de molestias y dinero.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp