Los trastornos alimentarios y como afectan a nuestra salud bucodental
Los trastornos alimentarios y como afectan a nuestra salud bucodental

Todos sabemos la importancia que tiene una alimentación equilibrada en la salud dental, así como en la de todo el organismo en general.

“Mens sana in corpore sano”

Por ello resulta indispensable evitar aquellos alimentos que nos perjudican y asegurar que comamos otros que nos ayuden a mantener una salud oral óptima.

En virtud de lo anterior, a continuación te hablaremos sobre los trastornos alimentarios y cómo afectan a nuestra salud dental, tomando en cuenta que es en nuestra boca donde se inicia el proceso de la digestión de los alimentos. 

De hecho, en la cavidad bucodental es donde se manifiestan los primeros signos de una alimentación inadecuada en forma de debilidad de los dientes, alteración de las encías, llagas, por solo mencionar algunos.

Qué debemos entender por trastorno alimentario

El trastorno alimentario en la actualidad se considera una situación médica frecuente, el cual consiste en que la persona no consume los nutrientes necesarios para mantener una buena salud, tanto física como mental. 

Estos trastornos pueden darse por razones psicológicas como la anorexia y la bulimia. Otros pueden ser por razones en que la persona no aparta tiempo de sus actividades consumiendo en exceso comida poco nutritiva como la comida rápida, lo cual ocasiona diferentes patologías como la obesidad o la diabetes.

Como ya se dijo, frecuentemente los primeros síntomas aparecen en la boca y los dientes, tanto en su aspecto externo como en el interno.

Lo que debe contener una dieta equilibrada para fortalecer la salud de los dientes

Proteínas animales y vegetales

Las cuales deben ser obtenidas de diferentes fuentes, como son carne magra, pescado, carne de aves, mariscos, huevos, legumbres y granos de todo tipo.

Aunque estamos de acuerdo en que la carne vacuna contiene muchas proteínas también debes saber que su consumo excesivo es perjudicial.

Cereales

Los más saludables son los integrales, como la avena, arroz integral, pan de trigo, entre otros, que aportan fibra y calorías.

Lácteos

Incluyen gran cantidad de calcio en su composición aunque también contienen proteínas de origen animal, sin embargo los más comercializados son ricos en grasas que resultan difíciles de digerir, por lo que procura consumir los desnatados y bajos en grasas.

Debes saber que el calcio de los lácteos, resulta fácil de absorber por los huesos y es indispensable para la salud dental.

Verduras crudas y verduras

Son alimentos que tienen gran cantidad de nutrientes que favorecen la salud corporal y dental, por lo que se estima que deben conformar, por lo menos, 1/3 de nuestra dieta diaria.

Es de mencionar que lo ideal es que todos estos alimentos, en lo posible, estén en su estado natural y con la menor cantidad posible de aditivos químicos.

Agua

Aunque no es sólida, se considera un alimento, de hecho entre el 50 y el 60% del cuerpo humano está compuesto por agua. Además, lo ideal es mantenerse bien hidratado.

En el caso de la salud dental, el consumo del agua evita la boca seca, lo que a su vez previene la caries dental y combate la placa bacteriana y sirve para disminuir la posibilidad de halitosis (mal aliento).

Todos estos alimentos,ayudan a la salud dental puesto que también estimulan la producción de saliva, lo que coadyuva a una mejor higiene oral.

Como podrás deducir, cualquier trastorno alimentario que provoque la eliminación de 1 o más grupos de estos alimentos, hará que tus dientes padezcan diferentes patologías por debilitamiento en su estructura.

Los alimentos que debes evitar para mantener la salud de tus dientes

La mayoría de los trastornos alimentarios, no sólo se manifiestan no tomando alimentos nutritivos, sino que se igualmente se producen por la ingesta de otros que perjudican la salud dental directamente. Veamos algunos de ellos.



azucar dañino para los dientes
Alimentos con grandes cantidades de azúcar

En este grupo se cuentan los caramelos, chicles con azúcar, galletas, pan hecho con harina blanca y agregados de azúcar, etc. puesto que el azúcar con que normalmente se elaboran, se fija en los dientes y favorece la proliferación de bacterias, puesto que estas últimas se alimentan de ella lo que provoca la liberación de ácidos que destruyen los dientes, las famosas y archiconocidas caries.

Bebidas azucaradas

Este tipo de bebidas como gaseosas, jugos de frutas industriales, entre otros producen el mismo efecto que los alimentos azucarados aunque quizás potenciado, puesto que se introducen en cualquier parte de la cavidad bucal.

Aunque los efectos de este trastorno alimentario parecieran reducirse con una buena higiene bucal, la realidad es otra por cuanto no aportan ninguno de los nutrientes que requieren los dientes para permanecer sanos. 

Además la parte carbonatada, el ácido carbónico, lo que produce las burbujitas de las bebidas gaseosas es, como bien indica su nombre, un ácido, lo que puede provocar es desgaste de las capas esmaltarias, la capa del esmalte dentario.

De forma que es preferible que evites su consumo o lo hagas de manera moderada, tus dientes y organismo en general te lo agradecerán.

Formas de alimentos que también perjudica los dientes

El trastorno alimentario que también perjudica tus dientes, es el consumo de ciertas comidas como pasas y frutos secos, que en apariencia son saludables, sin embargo son pegajosas y se adhieren a los dientes y debido a que tienen azúcar natural, si no son removidas de inmediato a la larga también producen daños.

Por lo que tu mejor opción es el consumo de frutas frescas con niveles bajos de azúcar como la manzana verde, la piña, la sandía, etc., asimismo procura evitar el exceso de frutas como el cambur y el mango, incluso las que son muy ácidas como el limón.

En todo caso de consumirlas, acostúmbrate a hacerte la higiene oral de inmediato, usando dentífrico y enjuague bucal con flúor.

El sustituto del azúcar puede dañar los dientes

Los productos que son sustitutos del azúcar tienen el mismo aspecto e, incluso, su sabor es similar a ella. 

Su consumo no perjudica a los dientes puesto que las bacterias no pueden procesarlo, es por ello que se recomienda masticar chicle endulzado con estos sustitutos, sobre todo cuando comes y no puedes hacer tu higiene oral, por ejemplo cuando te encuentras viajando.

Sin embargo, como sucede con todo en la vida, debes consumirlo moderadamente ya que en grandes cantidades puede ocasionar efectos adversos.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp