El bruxismo. Qué es y cómo tratarlo
El bruxismo. Qué es y cómo tratarlo

El cuidado de los dientes, es uno de los más importantes en el cuerpo humano, puesto que sus dolencias son causa de síntomas muy variados que afectan desde lo estético,hasta lo funcional, además son el principio de patologías mucho más graves.

Existen muchas enfermedades que pueden afectar a los dientes, entre ellas se encuentra el bruxismo que hasta hace poco era considerado un hábito más que una enfermedad, en la actualidad es considerada como ambos.

A continuación te hablamos un poco sobre el bruxismo, qué es y cómo tratarlo, incluso algunos cuidados que te puedes aplicar para evitarlo.

El bruxismo

Comúnmente se le conoce como la enfermedad o hábito de rechinar o apretar los dientes, sin que estés masticando alimentos. 

Típicamente se presenta de manera inconsciente siendo lo más común que ocurra durante la noche mientras duermes, esto la hace difícil de controlar o en momentos de relajación, por ejemplo, viendo la tele, cocinando o paseando.

Sus causas aún no están determinadas de manera certera, sin embargo, se considera que tiene su origen en la ansiedad y el estrés que se sufre durante el día, lo que vendría a ser una acumulación de lo “malo” del día que se va desprendiendo a lo largo de la noche. 

Por lo que se podría decir que es una enfermedad de la mente, pero como afecta a la salud bucal sus síntomas se suelen tratar desde el punto de vista odontológico pero sus orígenes deben ser tratados por un profesional de la psicología.

En los casos donde tiene mayor acentuación, puede ser tan ruidosa en las noches que llega a ser escuchado por la pareja con quien se duerme.

Síntomas del bruxismo

Antes de explicarte los síntomas del bruxismo, es importante que sepas que rara vez se hace presente en niños pero si tiende a aparecer durante la adolescencia y la adultez joven, específicamente entre los 15 y los 20 años. 

Puede desaparecer en cualquier momento aunque en un gran porcentaje de personas se observa que disminuye a partir de los 40 años de edad.

Entre sus síntomas están:

  • Inflamación de la mandíbula inferior
  • Fatiga en los músculos de la mandíbula
  • Rechinar los dientes, sobre todo durante el sueño
  • Actividad de masticado sin haber alimentos
  • Hipersensibilidad dental
  • Dolor en los músculos de la cara, mandíbulas, cuello, parte alta de la espalda y oídos
  • Aparición de tinnitus o escuchar un pitido permanente
  • Contracciones continuas de las mandíbulas

Es de hacer notar que en todas las personas esta anomalía no se refleja con la misma intensidad ni tiempo, por lo que sus síntomas pueden variar, sin embargo un signo inequívoco será del que te hablaremos a continuación.

Desgaste dental

Este es uno de los signos y consecuencias más graves del bruxismo, tiene varios niveles que son el dolor en algunos dientes, desgaste, aflojamiento e incluso desmoronamiento y pulverización que lleva a la pérdida de una o varias piezas.

En casos más críticos puede ocasionar daños en el hueso de la mandíbula y su articulación. 

Consecuencias del bruxismo

Además de la mencionada anteriormente referida a pérdidas dentales, da origen a una gran sensibilidad dental ocasionada por el desgaste de la dentina, problemas para tragar, desequilibrio de la articulación de la mandíbula y el llamado comportamiento bruxopata.

Dicho comportamiento implica una gran hiperactividad de los músculos que lleva a una hipertensión del cuello y la nuca que es causa de dolor de las cervicales superiores, todo ello junto con sensación de mareo y vértigo.

¿Qué hago si sospecho que sufro de bruxismo?

Si crees que sufres de bruxismo  al dormir o lo tienes como un hábito, puedes seguir estas recomendaciones:

  • Tratar de liberar el estrés y la ansiedad mediante ejercicios
  • Consultar con el odontólogo para que te haga una revisión en busca de sus síntomas
  • Hacerse una verificación de la alineación mandibular
  • Acudir a un psicólogo

Tratamiento del bruxismo

Para iniciar el tratamiento del bruxismo es necesario diagnosticarlo, siendo esta etapa muy importante ya que mientras más temprano se detecte, más fácilmente se pueden reducir sus consecuencias a los dientes, antes de que sean permanentes o que se agraven.

De ahí la importancia de que consultes a tu odontólogo al menor síntoma. Aunque el bruxismo no es curable básicamente por ser un hábito que realizamos en forma involuntaria, si se pueden reducir sus consecuencias y sobre todo el dolor al mínimo. Este tratamiento depende de los resultados del examen dental.

En el caso del bruxismo nocturno, que es el más difícil de controlar y eliminar, por lo general se recomienda el uso de una férula de descarga, la cual utilizara el paciente solo al dormir y que no causa ninguna molestia.

Ya que la misma es elaborada por un experto en forma personalizada a cada persona de tal manera que se ajusta perfectamente a la boca y que le permite liberar la tensión sin que los dientes sufran de daño alguno.

Se debe aclarar que la férula de descarga, es un tratamiento que evita el desgaste y presión excesiva sobre los dientes, pero no es una cura para el bruxismo. Por lo que te recomendamos que vayas donde un psicólogo para que te ayude a detectar las causas y suprimirlas.

En Clínica Dental Son Ferriol disponemos de los mejores servicios de odontología en Palma de Mallorca.

Puedes pedirnos cita en el 971 427 277 o en el 608 177 052 también por Whatsapp